Archivos para mayo, 2013

The Hunger Games (2012)- Dir. Gary Ross

La vi prácticamente sin ninguna expectativa, pues no me llamaba la atención esta película. No he leído los libros, aunque conocía un poco de la historia, pero me imaginaba algo en plan Crepúsculo más que otra cosa, sobretodo porque escuchaba a todo el mundo hablar más del romance que de la historia en sí. Debo decir que por fortuna me he equivocado totalmente. Los Juegos del hambre (The Hunger Games) me ha resultado muchísimo mejor de lo que esperaba. En parte porque no me esperaba nada de ella, pero también porque realmente es una buena película.

The Hunger Games tarda en algo en arrancar, es decir, la acción y los juegos que dan título a la película comienzan como tal luego de la primera hora de metraje. Esto no es en absoluto un aspecto que se pueda marcar como negativo, pues me parece bien que se tome su tiempo en explicar la trama y darle entrada a todos los personajes. Sabemos que estamos delante de un blockbuster, y más aún en la primera entrega de una saga, y lo más normal en este tipo de película es que se quiera entrar cuanto antes en los momentos de acción y efectos especiales, sacrificando el desarrollo de la historia por el mero entretenimiento. Esto no pasa en este caso.

La película tiene dos partes claramente definidas: todo lo relacionado la elección, presentación y entrenamiento de los “tributos” (los participantes del juego); y el juego en sí. Como lo dije, la primera parte se toma su tiempo, lo que no quiere decir que se haga aburrida. En mi caso particular me costó un poco adentrarme en la trama, por la particularidad del tiempo y espacio que propone, además de los peinados y vestidos “del futuro”, que rozan peligrosamente entre lo extravagante y lo ridículo.

Pero tras esos minutos iniciales, el director logra hacerte creer lo que estás viendo, y con la ayuda de una muy expresiva Jennifer Lawrence y unos secundarios de lujo, hace que el interés por lo que está por venir vaya creciendo conforme van pasando los minutos, y aquí es donde está el acierto de atrasar un poco el inicio del juego.

Ahora bien, en la segunda parte es donde se pone toda la carne en el asador: ya no queda nada por explicar o presentar y comienza lo que en mi opinión, son los mejores minutos de la película. No porque la primera hora no haya sido buena, sino porque simplemente esa primera parte no hubiera servido de nada si lo que le siguiera no fuera lo mejor de la cinta. Aquí es donde nos da momentos de acción, tensión y suspenso, algo de falsa calma y más acción. El desarrollo del juego no se hace en absoluto predecible, incluso en algunos momentos me sorprendí gritándole a la pantalla “¡corre, coño!” o “¡mátalo, perra!” (lo de perra obviamente es un decir, pues yo amo a Jennifer Lawrence), cosa de la que muchas veces me he burlado de los demás y esta vez me tocó a mi.

En general esta segunda mitad es muy buena, de verdad estos juegos son sanguinarios, aunque se nota que no lo han sido lo suficiente, para que la película sea para todo el público. Como lo dije, no he leído los libros, pero creo que la película es mucho más blanda y complaciente que la historia original. Las escenas de acción pudieron ser mejor: con el montaje con tantos cortes y planos mareantes terminas por no entender lo que está pasando en pantalla. A los últimos 15 minutos quizás les sobró un poco de “azúcar”, no porque no me haya gustado, sino porque no encajan demasiado con la crudeza que se nos había mostrado anteriormente. Asimismo, esa última decisión por parte de los protagonistas, no me la terminé de creer. Si me dicen que es porque sabían que dejarían en evidencia a los creadores del juego, tal vez, pero lo vi algo forzado.

The Hunger Games me gustó mucho más de lo que pensaba. Es una prueba más de que el éxito y la calidad pueden ir de la mano. No es un blockbuster cualquiera, es una película mucho más seria y cruda que lo convencional, aunque el rollo romántico sigue presente como cualquier película hollywoodense que se precie, lo que chirria un poco, pero no le resta mérito. Por lo que veo, se nos viene un triángulo amoroso para la segunda parte. Sólo espero que no prevalezca sobre la acción.

Lo mejor: el momento de la elección del tributo del distrito 12, el momento específico en el que el juego inicia y comienza la matazón. Jennifer Lawrence, sin duda. Y Woody Harrelson, genial, el mejor secundario del cine actual.

Lo peor: el montaje acelerado de las escenas de acción, algunos momentos de maravillosa casualidad.

Mi nota: 7,5/10

Anuncios

Presentimientos

Publicado: 29 mayo, 2013 en Relatos
Etiquetas:, , ,

Extraído del libro Caracas Muerde, de Héctor Torres.

Nadie sabe cómo fue a parar allá. Una madrugada Herminia y sus hijas despertaron con sus ladridos y, al asomarse al balcón, lo vieron. Había quedado atrapado del otro lado de los rieles, en las vías superficiales del Metro, a unas tres cuadras de la estación. Podía ver los eventuales carros y las personas pasar al otro lado de la cerca metálica, pero el instinto le decía que no intentara cruzar el campo minado de los rieles. Caminaba de un lado al otro y ladraba por tandas, cada vez que el hambre, la sed o el miedo le enterraban un poco más el cuchillo de su desconsuelo.

Cinco días después, cada vez más débil y desorientado, seguía en sus periódicas rutinas de ladrar y caminar de un lado al otro, moviendo ansioso la cola, sin que autoridad alguna atendiera los llamados de Herminia que, madre al fin, suplicaba por su rescate.

Estamos resolviendo, le respondían en automatic mode.

El perrito se moría poco a poco, frente a los miles de carros y personas que, a toda hora, formaban parte de ese río desalmado e indiferente que en última instancia le regalaba al paso una breve mirada de curiosidad.

¿Quieren una metáfora más gráfica de lo duro que es estar solo en la ciudad?

(más…)

Este es uno de los mejores comerciales que he visto. Aún después de varios años desde que se emitió, sigue en la memoria colectiva, una publicidad tan exitosa que hasta se le hizo una parodia. Me sigue pareciendo, no sólo un estupendo comercial y un modelo a seguir en la publicidad, sino un gran discurso.

Albi de Abreu se convirtió luego de esto en una especie de actor de culto. Quizás muchos critiquen el hecho de que sea una publicidad de una camioneta, aunque realmente esta sale unos pocos segundos al final. El discurso es asombroso, motivador, sencillamente te deja una sonrisa en la cara.

Aquí está el discurso de Albi de Abreu transcrito:

“Buenas tardes, gracias por la invitación…

Me gustaría, que cuando estén en ese momento en sus vidas,
en que sienten que tienen todo lo que han soñado,
estén tan cómodos como siempre han querido, se pregunten:

¿Pudiese tener un trabajo mejor?
¿Y si hago un esfuerzo?
¿Y si monto un negocio propio y comienza a crecer?

Pídanle a la persona que aman que se case con ustedes.
Y si ya lo hicieron, ¡vuélvanselo a pedir!
Acuérdense de los aniversarios, llévenlos al teatro, háganles el desayuno…

¡Cuenten un chiste malo!
Uno como: ¿cómo se dice espejo en chino? – Ai toi yo- ¡Exacto!
Sientan vergüenza…

Apaguen el aire acondicionado de vez en cuando,
Dejen de bañarse en tres días,
Escriban una película,
Escriban un libro,
Aprendan un idioma nuevo,
Coman hindú,
Coman hormigas,
Coman con las manos,

… Discutan cuando tengan razón,
… Aprendan a pedir perdón,
¡Traten bien a quienes los tratan mal!

Enseñen con el ejemplo,
Cómprense lo que siempre han querido, ¡y véndanlo!

Váyanse al Roraima y quédense sin aire…

Cuestionen TODO,

No se vayan a dormir sin tener algo en que soñar,  

Está prohibido que un día se parezca a otro,

Y NUNCA, pero NUNCA piensen que la comodidad se encuentra en un lugar,
la comodidad se encuentra en el camino…”.

Obviamente luego de eso, viene la verdadera cuña. Pero eso no le resta nada al discurso previo, que me sigue pareciendo genial.  ¿Que todo eso es por el interés de que compres la camioneta? ¿Y qué? Las palabras le llegan a cualquier persona, independientemente de que pueda o no comprarla.

Aquí está el video:

¿Y tú cuántas de estas cosas has hecho?

House at the end of the Street (2012) – Dir. Mak Tonderai

Yo la vi sin muchos miramientos, sólo con ganas de pasar un buen rato en el cine con los amigos, y, por qué no decirlo, por Jennifer Lawrence, uno de mis crush personales. Por el cartel se veía como la típica película de la casa donde suceden cosas extrañas. Digamos que no me equivoqué, pero tampoco acerté del todo.
La prota es la nueva del barrio. Pero no se muda a la casa “en cuestión”, donde en el prólogo te muestran que allí una chica mató a sus padres, sino que se muda a la casa de enfrente. Se supone que la otra casa está vacía luego de aquel incidente, pero Lawrence se da cuenta de que allí vive el hermano de esa chica.

Durante la primera mitad te descubres tratando de adivinar de qué realmente va la película, y eso no es totalmente negativo, porque en cierto modo te mantiene en suspenso sobre qué es lo que pasa: si es algo sobrenatural, si la casa está embrujada, si hay un asesino en serie y van a empezar a morir personas.
Ahora, en la segunda mitad comienzas a ver qué es lo que está pasando y muchas de tus teorías se caen. No hay nada sobrenatural y no hay asesinos en serie, aún así te mantienes esperando que pase algo de tensión, y realmente no pasa mucho hasta el tramo final del film. (más…)

Creerse mejor…

Publicado: 15 mayo, 2013 en Frases, Pasa en la vida
Etiquetas:,

Creerse mejor persona por ser religioso es como creerse más inteligente por ser ateo”.

Todos somos orgullosos por naturaleza. En mayor o menor medida, pero todos tenemos nuestro orgullo. Eso a veces impide que nos expresemos con claridad, que digamos lo que pensamos (y lo que sentimos) a otras personas: familiares, amigos, pareja. Puede ser que sentimos algo muy especial por una persona, pero no se lo expresamos porque esa persona no nos ha dicho lo mismo, y eso se convierte en un círculo vicioso, como una variación del juego del gato y el ratón: “si tú no lo dices, yo no lo digo”.

Hace un buen tiempo vi este video que me encantó, que refleja claramente esta situación. Es muy bueno, las actuaciones son muy naturales. Le perdí de vista y olvidé su nombre, hasta hace unos meses que por casualidad, me lo volví a encontrar. Estoy seguro que todos en algún momento hemos estado en esta situación.

—————————————————————————————————–

Quizás también te interese ver el cortometraje ganador del Oscar 2013: Paperman

Era cuestión de tiempo que Chataing comentara sobre aquella despreciable canción interpretada por Daniel Sarcos. No sólo lo comentó, sino que hizo su propia versión. La canción sigue siendo una mierda, por supuesto, no se esperaba menos. Aunque esta vez tiene un toque rockero.

P.D.: Son ideas mías, ¿o Chataing no tiene cuello?